Cómo hundir la reputación de tu empresa en Redes Sociales

Blog

Muchas empresas tratan de llegar a su público en Redes Sociales, algunas cuidan su comunidad y lo logran de manera efectiva, otras mantienen comunidades fantasma, que se asemejan más al catálogo de un supermercado que a lo que deberían ser. Todos hemos desarrollado un sexto sentido para omitir la publicidad de nuestras mentes, ya que en muchos casos resulta invasiva y consigue un efecto contrario al que busca.

Por eso desde Óc Studio, en tono sarcástico para hacerlo más divertido, os proponemos una lista de consejos que deberéis seguir, si pretendéis hundir la reputación de vuestra empresa en Redes Sociales.

1- Habla solamente de tí

¿Porque vas a preocuparte del contenido que les interesa a las personas que te siguen? Cuando deberías centrarte en lo que realmente importa, tú. 
Muchas empresas olvidan que las Redes Sociales las forman personas, no empresas. Si solamente publicas tus productos, ofertas y logros, aburrirás a tu público.
Intenta conocerlos, saber que les gusta y dáselo, cuídalos para que cuando publiques tu contenido, lo vean con simpatía, así conseguirás lo que buscas.

2- Publica muchísimo

Han pasado 10 minutos desde tu última publicación ¿Que haces con tu tiempo? ¡Publica otro ya! Si tu no bates el record, otro lo hará. El Guinness te espera.
Una de las cosas que genera más animadversión en Redes Sociales, es ver muchas publicaciones seguidas de un mismo perfil, sin duda es el modo más eficiente para que alguien deje de seguirte. Si dispones de poco tiempo para dedicar a Redes Sociales, no publiques todo a la vez, puedes programar publicaciones o simplemente publicar en otro momento.

3- Yo, Robot

Ya has programado publicaciones diarias para los próximos 365 días. Adiós Redes Sociales, hola año sabático.
Programar publicaciones es algo muy eficiente, porque puedes focalizar tu contenido en la franja horaria que más público tengas, pero abusar de ello te hará perder todo rastro de humanidad. Interactuar con tus seguidores te hará tener una relación más fluida, tienen que percibir que hay un equipo de personas detrás de tu empresa.

4- No contestes mensajes

Te das cuenta de que tienes un mensaje, cuando vas a responderlo descubres que te lo enviaron hace 25 años y encima te preguntan algo que no tiene que ver directamente con vender tu producto, ni que fueras su asesor.
Sin duda los mensajes son una de las cosas más útiles en Redes Sociales, ya que nos permiten interactuar con el cliente y velar por sus satisfacción.
Aunque en ocasiones el cliente no desee comprar directamente, hará que cuando tenga que hacerlo, lo haga donde confía, en la empresa que le resolvió una duda.
Hay herramientas o APPs para Smartphone que te facilitarán la consulta sobre tus nuevos mensajes.

5- Privacidad… ¿qué?

Este es Pedro, Pedro es entrenador de perros, su empresa se llama “El Perro de Pedro”.  Desde que es cliente nuestro le hemos hecho ganar 240.347€. Se inteligente, se como Pedro.
Hay que tener mucho cuidado con el tipo de información que compartimos en Redes Sociales, ya que intentando ser muy cercanos a nuestros clientes, podemos cometer errores y revelar datos privados, fotografías que los comprometan etc… En el momento en el que vayamos a publicar un caso de éxito o una foto de nuestro local, en la que salgan clientes, es imprescindible que pidamos permiso, ya que si no daremos una imagen muy poco profesional.

Estos son unos breves consejos, lógicamente las malas prácticas en Redes Sociales son mucho más variadas y serán diferentes, en función al nicho de mercado en el que sucedan.
Pero ya sabes, si quieres utilizar las Redes Sociales para que tu empresa tenga éxito en Internet, no sigas estos consejos.

firmaEnrique Pedraza Martínez
Diseñador Web Senior
e.pedraza@ocstudio.net
973642762

linkedinfacebooktwitter

10 puntos para que no te estafen al diseñarte tu página web

Blog

Has decidido que ha llegado el momento, que para tu empresa, proyecto o blog personal, necesitas un sitio web.

Llegados a este punto, existen muchas alternativas en el mercado. Lugares en los que puedes hacértela tú mismo, consiguiendo un resultado acorde a tus conocimientos, y consiguiendo que tu página web sea totalmente impersonal, o puedes contratar a alguien para que te la realice.

El mercado del diseño de páginas web, también dispone de diferentes opciones puedes contratar una empresa especializada, un freelance o puedes tirar de ese amigo informático que todos tenemos.

El tema que centra este artículo, va de eso, de qué tipo de cosas tenemos que tener en cuenta, para no encontrarnos con sorpresas desagradables en un futuro.

Los Diez Mandamientos a la hora de contratar el diseño de una página web son:

1- Que seas el propietario del nombre de dominio

El nombre de dominio (ejemplo: midominio.com) es la dirección con la que tus clientes accederán a tu sitio web en Internet, será tu marca.

¿Porque ibas a querer que tu marca estuviera a nombre de otra persona?

No permitas está práctica, ya que siempre dependerás de la persona o empresa que te lo registro. Si ya tienes un dominio, puedes consultar si es realmente tuyo en whois.net, ya que esos datos son públicos, solo tienes que escribir tu nombre de dominio sin www.

2- Pregunta si la web que te diseñarán, será realmente tuya

Está muy extendida entre algunas empresas, la práctica de no informar al cliente del tipo de licencia que está comprando, si es la propiedad completa de la web o sólo la utilización.

Hoy en día la inmensa mayoría de sitios web para pymes, se suelen realizar con WordPress, Joomla u otros “CMS Open Source”.

¿Porque os cuento esto?

Porque esos profesionales, en el momento en el que deciden utilizar esos “CMS Open Source”, aceptan la condición de no poder retener esos sitios web porque no son suyos, ellos no los han programado, solo han ensamblado componentes.

El contenido de textos y fotografías, qué haya en la web es tuyo, ya que probablemente tú se lo hayas facilitado o directamente lo hayas escrito en la misma.

Sobre la única parte qué podría haber algún problema, sería sobre el diseño, aunque en este punto habría que estudiar caso por caso.

Lo mejor es tenerlo muy claro antes de comprar.

3- Pide que te enseñen sus trabajos anteriores

Un profesional puede decir que tiene la mejor formación del mundo, que está más preparado que su competencia, al fin y al cabo, todo el mundo trata de venderse como puede.

Pero al final lo que avala a un profesional, es su trabajo. El modo en el que ha llevado al éxito a sus clientes, cómo ha planteado diseños y estructuras para que cumplan sus objetivos.

Si no te enseñan trabajos anteriores, o lo que han hecho no te encaja, busca otro profesional.

4- Asegúrate que tu web será escalable

Puede que en el momento en el que vayas a hacer tu primera web, necesites una serie de cosas básicas.

Pero en el futuro, puede que necesites muchísimas más. Como que pueda vender o reservar online, sea capaz de hacer cobros y facturas, que pueda implementar una sección de noticias, realmente el abanico es prácticamente ilimitado.

Pero si una web no está pensada para crecer, y en el momento en el que necesitas ampliar, tienes que hacer otra web nueva, sin duda la primera no estaba bien estructurada.

5- Ten claro que han captado tu idea y objetivos

El mundo del diseño web es un ecosistema que te resulta extraño y difícil de entender. Asegúrate que el profesional o profesionales que te van a diseñar tu web han entendido a la perfección qué es lo que quieres conseguir con ella, que no se pierdan en tecnicismos, ni en mil cosas que podrían hacer.

No compres humo, necesitas un producto efectivo, Exige que velen por tus intereses, no por los suyos.

6- Marca un calendario de entrega

En el diseño de una página web, intervienen diferentes actores, uno es el desarrollador y el otro es cliente.
Ambos tienen que cumplir su parte del trabajo, tu tendrás que proporcionarles el material de texto e imágenes, que necesiten para trabajar y ellos deberán cumplir los plazos de entrega a los que se comprometan. Si este orden no se cumple, los proyectos pueden llegar a eternizarse, con lo que no podrás disponer de tu web para cuando tenías previsto necesitarla.

7- Pide un presupuesto detallado

La manera más honesta para que ambas partes eviten encontrarse con problemas, es definir un precio y la forma de pago.

Tienes que saber lo que te va a costar todo antes de que empiecen a trabajar.

8- Que te expliquen el porque te cobran mantenimiento

Existen gastos asociados a una web, cómo pueden ser, el nombre de dominio o el alojamiento y correos. Pero luego existen otros servicios adicionales, cómo pueden ser actualizaciones de sistema, implementacion de datos, textos e imágenes etc…

Pide que te especifiquen qué incluye esa cuota mensual o anual que te van a cobrar, para prevenir posibles duplicidades.

9- Asegúrate que cumplan la ley

En España, existen diferentes obligaciones qué un sitio web debe cumplir, cómo mostrar un aviso de aceptación de cookies, ley de protección de datos, etc… No querrás encontrarte con sorpresas en un futuro, ya que el responsables, serás tú.

10- Firma un contrato

Para asegurar que se cumplen todos los compromisos que se han adquirido contigo, exige que lo plasmen en un contrato, de este modo te asegurarás no encontrarte con futuros problemas.

Evidentemente existen muchos más puntos y particularidades, ya que el universo del diseño web y el marketing online es extremadamente amplio, pero con estos 10 consejos, podrás diferenciar el que va a hacer un trabajo mediocre, de que va hacer la web que te lleve al éxito.

firmaEnrique Pedraza Martínez
Diseñador Web Senior
e.pedraza@ocstudio.net
973642762

linkedinfacebooktwitter

Nueva web de Oc Studio y retrospectiva

Oc Studio

Nos complace comunicar a nuestros clientes y amigos, la inauguración de la cuarta versión de la Web de Oc Studio. Las novedades de este website, radican en su base, mucho más dinámico en todos sus sentidos.

Hemos añadido todos los servicios que llevamos ofreciendo en Oc Studio desde hace años. La sección de portfolio es ahora mucho más dinámica, conteniendo websites, diseños y videos.

También hemos incluido una novedad importante, y es la sección de blog, en la que compartiremos opiniones, análisis y aportaciones al mundo de las nuevas tecnologías.

Por último y haciendo uso de esta nueva sección, vamos a hacer una nostálgica retrospectiva, con imágenes de las anteriores webs de Oc Studio.

 

1- Web Oc Studio 1.0 (2005)

Fué nuestra primera web, era una sencilla web realizada en Flash, por aquel entonces estaba muy de moda.

ocstudio-2005

 

2- Web Oc Studio 2.0 (2006)

Nuestra segunda también estaba realizada en Flash, pero con un diseño mucho más minimalista para la época.

ocstudio-2006

 

3- Web Oc Studio 3.0 (2009)

Esta web supuso un cambio radical en cuanto a tecnología, programada en PHP, nos permitía editar contenidos en tiempo real.

ocstudio-2009

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR